El trabajo esencial del innovador

“Más que recursos nos falta entender mejor en qué consiste innovar”

agua dulce sacada del mar

La innovación ha tomado en los últimos años un protagonismo mediático importante en Chile. Se han realizado iniciativas muy originales como Start-Up Chile, Endeavor ha mantenido su protagonismo, contamos con incubadoras, hay fondos de inversión especializados, han aparecido premios y clubes de innovación y el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) sacó el año pasado un informe muy inspirador.

No cabe duda que hay un giro cultural respecto de la innovación, sobre todo en la generación joven. Con todo, el camino por recorrer es aún ENORME si comparamos donde estamos actualmente y el nivel de innovación que tienen países donde esta actividad es una variable relevante para la dinámica económica.

Necesitamos innovar por lo menos 15 veces más

La tasa de inversión de las empresas privadas en Chile en nuevos productos, servicios, procesos, experiencias del consumidor, modalidades de financiamiento y modelos de negocio, es 32 veces menor que en Israel, 31 veces menor que en Corea del Sur, 22 veces menor que en Suecia, y un quinto de lo que es en Nueva Zelandia. Comparando con la OECD, la tasa de inversión privada en innovación es 15 veces menor. Propongo que este es el factor mínimo que necesitamos alcanzar como país para entrar el club de los que inventan su destino económico.

Entender mejor la esencia de la innovación

No basta con reunir recursos para la innovación si no sabemos innovar. A mi juicio este es un gran escollo que necesitamos superar.

Parte de nuestra limitación se debe a que sabemos poco sobre la actividad del innovador. Si investigamos la esencia de qué es innovar, propongo que parte por preguntarse qué problemas tiene la gente que no se han solucionado de forma efectiva y económicamente viable.

Ésta es la primera condición para una cultura de innovación: coleccionar lo que Thomas Kuhn llamaba “anomalías”. No es fácil porque el innovador necesita encarar con éxito dos obstáculos.

  • Primero, la indeterminación. Muchas veces los problemas no se presentan inicialmente de forma inteligible. El innovador necesita convertir sus sensaciones iniciales en un problema bien formulado.
  • También está el normalismo. El sentido común imperante opera como un magneto que atrae los problemas con solución conocida o probable y repele vigorosamente los problemas incómodos e irresueltos.
  • Junto a estos dos obstáculos universales, en Chile se agrega un tercero: ¿Cuántas empresas asumen el costo de tener empleados por coleccionar problemas sin solución?

Pero la colección de problemas masivos sin solución no basta si los innovadores no coleccionan prácticas marginales.

Hay tres fuentes de estas prácticas:

  • La primera son las prácticas que cayeron en el olvido y que saltan al estrellato nuevamente cuando un nuevo problema anda en busca de solución.
  • La segunda está referida a prácticas estándar en otras industrias, pero que en aquella donde el innovador se propone resolver su anomalía es desconocida.
  • La tercera equivale a espacios de prácticas y disciplinas emergentes que hoy sólo se cultivan en circuitos restringidos (laboratorios, comunidades laterales, grupos experimentales, etc.).

Círculo virtuoso de la innovación

La innovación surge entonces de la puesta en marcha de un círculo virtuoso entre anomalías y prácticas marginales. La relación del innovador con las prácticas marginales sensibiliza su capacidad de observación y la hace más proclive a la detección de anomalías. Por su parte, cuando se involucra activamente en dar solución a una anomalía, el innovador se ve obligado a explorar el mundo en búsqueda de prácticas marginales que le permitan experimentar nuevas soluciones viables.

Fuente foto: La preservación del agua

10 comentarios on “El trabajo esencial del innovador”

  1. Anibal Pacheco dice:

    Muy interesante tu interpretación de la innovación y muy distinta a los sentidos comunes que he visto, donde muchos ven la innovación como la capacidad de generar ideas brillantes y no anomalías a resolver.

  2. Vittorio dice:

    Esta innovación se debiera facilitar al interior de las organizaciones cuando estas administran de forma estructurada sus procesos y tienen la Mejora Continua como un proceso corriendo constantemente, ya que obliga a buscar prácticas en cualquiera de sus fuentes, para mejorar los procesos y el valor que estos agregan.

    • Luis Sota dice:

      Claro, es impresionante como nos ponemos más creativos y nos motivamos para innovar cuando adoptamos el enfoque de coleccionar problemas sin solución y de cruzarlos con prácticas marginales.

  3. Martín Valdivieso dice:

    En estos últimos años, con la masividad de internet y llegada de los smart phones, hemos visto como el concepto de innovación ha tomado mayor fuerza. Se ha generado un espacio para crear, los fondos de inversión han aumentado, y como resultado hemos visto la proliferación de diversas redes sociales, aplicaciones para todo tipo de necesidades y dispositivos electrónicos cada vez mas completos. Asociamos innovación con creaciones nuevas y extraordinarias.
    La pregunta es cómo salimos de la persepción del innovador como alguien que inventa algo nuevo y pasamos a la de un coleccionista de anomalías y experiencias de otras áreas o industrias?

    • Luis Sota dice:

      No sé si te entiendo bien. Pero voy a intentar una respuesta o comentario. El mito es mantiene a muchos profundamente resignados es que la creación no es para uno sino que para mentes superiores. Yo he adherido a otra visión que postula que la genialidad proviene de hacerse cargo de anomalías. Es cierto que para hacer esto se necesita preparar la mente acumulando distinciones marginales al espacio donde operas. Pero esto lo puede hacer cualquiera si dispone de los medios y del estado de ánimo adecuado.

  4. Zunny González dice:

    Muy bueno! Estoy segura que si designamos parte de nuestro tiempo a la innovación tendríamos menos problemas o contingencias sin resolver…Pero justamente el vivir el día a día nos deja ciegos a esta posibilidad. El desafío que planteo entonces es, cómo podemos incorporar esta práctica en los equipos de trabajo?

  5. Sebastián Balmaceda dice:

    Luis:
    En varios concursos a nivel nacional se asocia la innovación al concepto de “idea”. ¿Cuál es tu mirada de ese enfoque?

    • Luis Sota dice:

      ¿Pero de dónde surgen las ideas? Yo adhiero a la teoría que postula que provienen de la interacción de las preocupaciones con las que estoy comprometido y el trasfondo de distinciones y prácticas que he recogido y acumulado en mi historial de vida. Para tener ideas propongo que hay que entrar en el “círculo virtuoso” de la innovación que he señalado.

      Para decirlo de otra forma – aunque sea simplificando -, las ideas llegan solitas cuando uno tiene un problema. Y no solo llegan las ideas para resolver el problema sino que se refuerza el compromiso con resolverlo.

      Los innovadores se viven “metiendo en problemas”. Literalmente!

  6. Siendo razonable el modelo propuesto de innovacion, no creo que en Chile sea tan baja la tasa de innovacion respecto a otros países similares.

    Tal vez necesitamos una definición aceptada de innovación y alguna herramienta de medición agregada que nos permita compararnos periodicamente y entender mejor cómo la facilitamos

    • Luis Sota dice:

      Pablo, muchas gracias plantear el tema de contar con el instrumental adecuado para observar la innovación y para diseñar formas de promoverla. Como no lo he encontrado, cada vez que intento estudiar el tema no me queda otra que recurrir a “proxys”.

      Para no aburrir, como es blog, no cité ni el tipo de estadística que usé (Gasto Privado en I+D % PGB) ni la fuente (OCDE). Es discutible que que este sea el indicador más apropiado, pero quiero llamar la atención a lo poco que se innova en Chile en el sector privado. Por insuficiente que sea el indicador, por lo menos permite comparar entre países, ya que la metodología estadística está homologada. Y la diferencia abismante es la que justamente te ha llamado la atención. Tal vez con otros indicadores más afinados el gap no sea tanto, pero incluso si fuese la mitad de lo que he indicado (es lo que se observa si se incluye el gasto Estatal en I+D), aún queda una diferencia muy importante que necesitamos acortar cuanto antes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s